Prospección

Los 'loverboys' que prostituyen a menores en Holanda aprovechando un vacío legal

Conocer chica holandesa notando

Mayo, El objetivo, indican, es reducir las posibilidades de contagio por coronavirus. La recomendación de buscar un seksbuddy compañero sexual llegó después de una ola de críticas cuando las autoridades recomendaron que se debía mantener un metro y medio de distancia social en las visitas a los hogares. Entre otras cosas, el mismo permite recibir la visita de hasta tres personas en los hogares siempre y cuando se mantenga la distancia social entre ellas. Aunque advirtió que se deberían manejar con responsabilidad los riesgos de la intimidad. Se trata de Neil Ferguson, quien paradójicamente tuvo que presentar su dimisión después de que se supiera que había ignorado las reglas al recibir la visita de su amante en su casa en dos oportunidades. El cambio de opinión del instituto holandés sobre el destino de los solteros responde a la inmensa frustración que ha aparecido en algunos sectores por las reglas estrictas para las personas solteras, que pareciera condenarlos a la soledad. En un artículo de opinión escrito en el periódico Het Parool, la periodista especializada en temas de género, Linda Duits, había criticado directamente al RIVM por sus recomendaciones previas, argumentando que el sexo era un derecho humano. La propagación del coronavirus en Holanda parece haber sido controlada.

BBC News Mundo Navegación

Eran las de la mañana cuando Yenny atendió el teléfono. El agente señaló que era una persona que estaba metida en la prostitución. Yenny, que trabajaba en una organización no gubernamental que apoya a mujeres latinoamericanas en Reino Unido, le pidió a una compañera de habla portuguesa que afuera con ella.

MÁS LEÍDAS EN

Foto genérica. Las colocaron desnudas, una al lado de la otra. Eran varias. Entre ellas había una cierta jalón para que pudieran cumplir con una orden: estirar los brazos y abrir las piernas hacia los lados. De repente, a una de ellas se le cayó algo de la vagina. Era un condón con dinero en su interior. Sucedió durante una de las inspecciones que los tratantes de Marcela solían hacerles sin previo aviso a las mujeres que explotaban sexualmente en Japón. Tenía que pagar su cuota. Yo no lo viví empero lo vi.