Jubilados

Soy masajista y estoy harta de que me pidan un 'final feliz'

Como coquetear a – 32032

En realidad, es este diario el que habla con este masajista 2. Conversaciones entre el cliente y el supuesto profesional en la 'app' Por lo general, se trata de aplicaciones de contacto homosexuales, en las que no es necesaria la aceptación mutua entre usuarios para entablar una conversación como en el que caso de las heterosexuales. Lo que facilita la rapidez y el contacto directo entre los dos implicados. Siempre tengo problemas de cuello, responde este diario. Es descontracturante e intenso pero al mismo tiempo relajante, corporal total, centrado en cuello y espalda pero trabajo el resto del cuerpo también. Como quien lleva una pizza a domicilio. La duración de sus masajes es de 50 minutos y el precio es de 30 euros.