Jubilados

Prueba del Hyundai Kona 1.0 TGDi: Coche del Año ABC 2018

Citas online combustible

Y luego el R-8 era la pasión de la casa. Hoy manejamos el Hyundai Grand i10 que no tiene nada que ver con el que nos vendía Dodge. Estamos a bordo de un auto subcompacto A que compite directamente contra Nissan March, Chevrolet Spark y Ford Ikon, por poner sólo algunos ejemplos. Es un auto con un motor de cuatro cilindros, 1. Pues sí, y nos sorprendió la respuesta dada su relación peso-potencia: 1, kilos para una carga de 12 kilos por caballo. Nada mal. En carretera sacamos 17 ó 18 por litro, pero llevamos puesto el aire acondicionado en todo momento. En ciudad lo apagamos, por innecesario. El comportamiento citadino es ideal.

Tu Momento Hyundai es Ahora

Todo ello tiene una cierta inspiración Citroën imposible no pensar en el Cactuspero augura igualmente un gran poder de seducción sobre los compradores. No encontramos un tacto mullido en todo el interior del coche. Al sentarnos en el puesto de conducción, encontramos una postura cómoda, con un volante de tamaño generoso y buen tacto que alberga los botones en una disposición muy accesible. En la consola básico, comanda desde la parte superior una pantalla de diseño flotante de 8 pulgadas idéntica a la del i30, con una información clara y un manejo intuitivo. Debajo de esta, tenemos un sistema de climatización de boceto simple y un generoso hueco para vaciarnos los bolsillos. Bajo el apoyabrazos central, tenemos otro hueco de gran tamaño donde podremos meter sin brete incluso varias botellas. Otra de las cosas que llama la atención en el coche es el tirador guía del freno de mano, y es que el Kona, a diferencia de otros hermanos suyos de la escala, no dispone de freno de baza electrónico. Los asientos del Kona recogen bien el cuerpo y tienen un mullido cómodo, por lo que la fatiga no aparece tras hacer largos trayectos.